Cerrando el curso en el Canal 8


Después de unos meses llenos de novedades y de no pocas apariciones en los medios de comunicación, la última semana de curso aún me deparaba una última sorpresa. La persona encargada de los informativos de la televisión de Castilla y León se puso en contacto conmigo para preguntarme si podían venir al instituto a hacerme una entrevista.

Si bien la conversación duró unos veinte minutos y salieron abundantes temas, al final ellos hicieron un buen trabajo seleccionando los fragmentos que consideron más interesantes. Ahí está el resultado:

 

Proyecto intercentros #ÉpocaDeRevoluciones


Esta actividad pertenece al proyecto flipped classroom que desarrollaron, durante el curso 2016/2017, alumnos de 1º de bachillerato de cuatro centros educativos distintos: IES Antonio Calvín, IES Sapere Aude, IES Gabriel Miró e IES Juan Martín el Empecinado. En total, poco más de cien alumnos que, de manera individual o en grupos, tuitearon contenidos relacionados con la Guerra de Independencia de los EE.UU. y la Revolución Francesa durante el 25, 26 y 27 de octubre. El hecho más significativo de este proyecto es que nuestro hashtag #ÉpocaDeRevoluciones llegó a trending topic el primero de esos días. A continuación dejo una serie de enlaces en los que está toda la información que, hasta la fecha, he recopilado sobre esta actividad:

Resumiendo la repercusión de #ÉpocaDeRevoluciones
Trabajando co-evaluación y competencias con #ÉpocaDeRevoluciones

 

Resumiendo la repercusión de #ÉpocaDeRevoluciones


Los días 25, 26 y 27 de octubre participamos en un proyecto conjunto en Twitter con otros tres centros: IES Gabriel Miró (Orihuela), IES Antonio Calvín (Almagro) e IES Sapere Aude (Villanueva del Pardillo). No es el momento de explicar los pormenores de la actividad, pues quizá sean objeto de futuras entradas, pero sí de poner a disposición de todos algunos elementos que den una idea de su repercusión.

No obstante, por si acaso no me da la vida para escribir más sobre #ÉpocaDeRevoluciones, dejó aquí el enlace a #RenacimientoCigales, un proyecto que desarrollé el curso pasado siguiendo este mismo esquema: Twitteando el #Renacimiento.

Desde el punto de vista de la repercusión, el primer aspecto a destacar es, sin lugar a dudas, que durante casi una hora fuimos Trending Topic. Dejo a continuación las capturas de pantalla (son de los alumnos, no mías) de ese momento, así como imágenes y gráficos con datos de esas horas de 25 de octubre:

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Teniendo en cuenta que las imágenes anteriores se refieren, única y exclusivamente, al primer día de proyecto, creo que es bueno complementarlas con un estudio del hashtag durante los tres días:

 

 

Otro aspecto a destacar es la presencia del proyecto en diversas charlas para docentes. En concreto, Isabel García Velasco presentó el proyecto en el Taller flipped classrooms del IES Sapere Aude. Actividad que se integra dentro del Proyecto Sextante de la Fundación Telefónica. Además, esta misma docente volvió a representar a todo el equipo en encuentro Innobar 4, cuyo vídeo puede verse a continuación. Por su parte, Vicente Alemany se encargó de llevar la actividad a las IV Jornadas de Innovación Educativa. Además, los cuatro profesores que desarrollamos #ÉpocaDeRevoluciones estuvimos en la Feria Internacional de la Educación que se celebrará en el IES Antonio Calvín de Almagro (Ciudad Real), en febrero de 2017.

 

 

En tercer lugar, he de señalar la presencia en los medios de comunicación escritos, ya fueran en papel o digitales. En concreto, #ÉpocaDeRevoluciones salió en El Diario de Burgos del jueves 27 de octubre, en el suplemento Verne de El País el viernes 28, en Inevery Crea del 31 de octubre, en El Mundo de Castilla y León el 2 de noviembre, en la Tribuna de Ciudad Real el 14 de noviembre, en Periódico Escuela y en El Confidencial del 30 de abril de 2017. A continuación dejo las fotografías de alguno de ellos:

 

 

En último lugar, pero no por eso el elemento de menor importancia, estaría nuestra presencia en los medios radiofónicos. El viernes 28 de octubre la Cadena SER de Aranda de Duero entrevistó, en el programa «Hoy por Hoy», a una alumna y a uno de los profesores que habían participado en #ÉpocaDeRevoluciones. Ese mismo día, «La Tarde» de Ángel Expósito en la COPE se hacía eco de la actividad. Por último, el miércoles 2 de noviembre, nos entrevistaban en «Arriba España» de M80 Radio, en Onda Almagro el 11 de ese mes, y en El Recreo el 15 de marzo. A continuación pueden escucharse las grabaciones que, en algunos casos, incluyen imágenes:

Entrevista en Onda Almagro (11.11.2016)

#15M ¿A la revolución por el agotamiento?


Dentro de diez días el movimiento 15M cumplirá tres meses de vida. A lo largo de ese corto periodo de tiempo hemos sido testigos de abundantes acontecimientos poco comunes hasta esa fecha: actividades subversivas en las redes sociales, acampadas en las plazas públicas, duras intervenciones policiales, acoso a los políticos, asambleas callejeras…

Este frenético ritmo, unido a la atención desmesurada que en sus primeros días les prestaron algunos medios de comunicación, ha llevado al 15M a adoptar diversas formas con el paso del tiempo. Sin embargo, la mayoría de ellas, lejos de estar orientadas a alcanzar los objetivos primigenios de la protesta, parecen buscar ese protagonismo mediático previo a las elecciones del 22 de mayo.

22M ¿Y ahora qué?

Durante la primera semana el movimiento vivió sus días de oro. Fueron jornadas de las grandes propuestas –el consenso de mínimos-, esas que sintonizaban bien con la mayoría de la población. La juventud tomaba la calle y mandaba un mensaje al resto de la sociedad: no estamos narcotizados, estamos hartos de un paro juvenil que supera el 40%, tenemos una formación académica sólida, sabemos organizarnos… en definitiva, no somos unos “ninis”.

Tenían las propuestas, la simpatía de la población, la atención de la opinión pública… Sin embargo, no supieron dar el siguiente paso. Después de las elecciones del 22 de mayo se optó por seguir en la Puerta del Sol, por mantener una situación que dejaba, poco a poco, de oler a novedad.

Así fue como, en pro de la popularidad mediática y la actividad callejera, se perdió una oportunidad de oro. El control del movimiento pasó, en esos días pos-electorales, de los jóvenes formados y responsables, a los profesionales de la revolución, los ocupas y los radicales de izquierdas. Con el cambio de protagonistas se transformaron también las ideas; o, más bien, se hizo patente la primacía de la acción sobre el pensamiento.

Todo eso fue percibido bien pronto por el conjunto de la sociedad, donde el 15M empezó a desangrarse en apoyos. De un 70% de población favorable en la semana del 22 de mayo, se pasó a menos de un 30% a principios de junio. Dos meses después, a comienzos de agosto, la impopularidad del movimiento ha alcanzado su culmen. La sociedad parece estar harta de unos sucesos que, además de resultarles incomprensibles, les dificultan su día a día en la ciudad de Madrid.

Por último, los medios de comunicación, buenos conocedores del capricho de sus usuarios, saben de sobra que el boom en torno a una noticia no suele durar más de una semana. Así fue como se apagaron los focos en Sol; eso fue lo que obligó al 15M a reinventarse.

Objetivos: mantener la atención pública y salir a la calle

La historia del 15M guarda cierta analogía con el personaje de Norma Desmond en Sunset Boulevard de Billy Wilder. El movimiento, centro de la opinión pública durante una semana –del 15 al 22 de mayo-, se resiste a salir de escena.

Una vez probado el licor de la popularidad, el 15M no parece muy dispuesto a asumir un papel secundario. Los objetivos primarios, ese consenso de mínimos que tan bien acogió buena parte de la sociedad, ha pasado a ser una simple excusa para mantenerse en el candelero.

Es cierto que se necesita cierta publicidad para cambiar las cosas. Ahora bien, una vez conseguido ese objetivo -pues lo consiguieron- no han sabido articularlo. El 15M ha preferido seguir tomando la calle –y la opinión pública- en lugar de poner unos cimientos sólidos para llevar a cabo su programa.

Acontecimientos como el acoso a la Asamblea de Cataluña, la manifestación del 19J o los intentos de volver a tomar Sol a comienzos de agosto, han devuelto al 15M la atención de los medios. Sin embargo, cada vez está más claro que nos encontramos ante una indignación sin ideas –o si las tienen las han dejado de lado-, ante un protestar por protestar. En definitiva, tomar la calle por tomar la calle.

Sobre el pacifismo en el 15M

Dos de las banderas del 15M han sido desde sus comienzos su carácter pacífico y tolerante. Sin embargo, a estas alturas, con la cantidad de videos que existen a disposición de los internautas, cabe poner en duda esa afirmación.

Si entendemos por violencia algo físico, el 15M, salvo algún hecho aislado, ha sido un movimiento claramente pacífico. Ahora bien, la violencia en sí misma es algo más amplio. Los insultos y la intimidación también son violencia, y eso se ha producido.

Acorralar a unos parlamentarios, aunque no se use la fuerza física contra ellos, es violencia; ir a la casa de un político a gritar e insultar, es violencia; los “piropos” que reciben los cuerpos de seguridad, son violencia; una masa vociferante cercando edificios públicos, es violencia; el lenguaje que utilizan las páginas oficiales del movimiento y sus ecos en las redes sociales, es violento…

Por tanto, en el 15M se puede hablar de una violencia basada en la intimidación, el insulto y en acciones de presión callejera.