La apertura de las libertades IX

Con motivo del viaje programado por los Reyes a Cataluña, el gobernador de Barcelona mantuvo reuniones con dirigentes políticos de la oposición. En una de ellas, Jordi Pujol, en presencia de Pedro Durán y Farrell, comunicó al gobernador su proyecto de celebrar en fechas próximas un Congreso de Convergencia Democrática de Catalunya., además de sus fundadas sospechas de que la organización había sido detectada por la policía, por lo que temía su presencia y algunas detenciones. Mi respuesta fue inmediata: «Mandaré un policía, pero no para suspender o detener, sino para proteger. Vais a utilizar un derecho normal de reunión que pronto va a ser plenamente legalizado, y no veo inconveniente en que lo podáis ejercer ya con motivo de vuestro congreso». De esta forma, Convergencia Democrática celebraba su primer congreso, fuera de la clandestinidad.

Salvador Sánchez-Terán, La Transición. Síntesis y claves, p. 94.