La dinastía Qing y el último emperador

DIAPÓSITIVAS DEL VÍDEO


¿Quieres convertirte en un gran conocedor de la HISTORIA DE CHINA? Acompáñame en esta serie de vídeos que te llevarán a saber lo básico sobre la dinastía Qing y el último emperador de China 🉐🉐🉐

ESTRUCTURA DEL VÍDEO:

  • 1:01. La Rebelión de los Tres Feudatarios.
  • 2:18. Las conquistas de Kangxi.
  • 2:56. El esplendor de los Qing en el siglo XVIII.
  • 3:56. El comienzo de la decadencia.
  • 4:40. Las Guerras del Opio.
  • 5:44. La Revuelta de los Taiping.
  • 7:50. Los primeros intentos de reforma.
  • 9:08. La Rebelión de los Bóxers.
  • 9:52. El camino a la República.

DESCARGA EL PDF: Historia de China La dinastía Qing

BIBLIOGRAFÍA:

[1] Historia de China; Patricia Buckley Ebrey – La Esfera de los Libros.
[2] Breve historia de China milenaria; Gregorio Doval Huecas – Nowtilus.
[3] El mundo chino; Jacques Gernet – Crítica.

DIAPÓSITIVAS DEL VÍDEO

Anuncios

La ocupación de Asia


La expansión por Asia y Extremo Oriente presentó, relativamente, pocas dificultades. Además, se trató de un escenario donde las rutas del Índico cobraron gran importancia.

Mientras Francia extendía su dominio por el Sureste asiático, Gran Bretaña ocupaba Birmania y creaba un protectorado en Afganistán, con el que intentaba controlar y detener las apetencias rusas.

Con la presencia occidental en Asia fueron, sin embargo, dos imperios milenarios los que se vieron afectados en forma más espectacular e importante: China y Japón. En ambos casos, la evolución de su propia historia se vio cortada radical y dramáticamente, iniciándose un nuevo periodo que en cada uno de los casos siguió un camino muy distinto.

En China, la situación llevó a extremos especialmente tensos, ocasionando una resistencia nacional que estalló por primera vez en las llamadas Guerras del Opio.

El definitivo advenimiento de la República en 1912 se debió a los desordenes sociales y a la intervención extranjera durante el siglo XIX, hechos que erosionaron por completo a la estática e inamovible civilización.

Como a China, el encuentro de Japón con el mundo occidental en el siglo XIX fue traumático y forzado. Sin embargo, su principal efecto no fue la descomposición, sino su crecimiento y desarrollo social, político y económico.

Una transformación previsible, al imponerse Occidente sobre una sociedad equilibrada y estable.

Sobre este desarrollo económico se edificó, a su vez, un patriotismo imperialista ávido de emular los avances europeos.

La revolución industrial británica: segunda parte


A mediados del siglo XVIII se inició en Gran Bretaña un intenso proceso de industrialización que llevó a la transformación radical de la forma de producir, distribuir y comercializar bienes y servicios. Posteriormente, esos cambios se extendieron al continente europeo, así como a otros territorios fuera del Viejo Mundo, como los EE.UU. o Japón. Esta clase completa la explicación de las causas de la revolución industrial británica iniciada en un vídeo anterior y que cuenta con una tercera parte. Los restantes están dedicados al concepto y consecuencias de la industrialización, sus principales características, los cambios demográficos, la expansión al Continente, la transición demográfica, la evolución económica occidental hasta 1870, la Larga Depresión de esa década, los planteamientos del liberalismo económico y los cambios económicos de finales del XIX.